vivir en el campo

Vivir en el campo: una alternativa cada día más de moda

Posted on Posted in Fincas y Terrenos en venta
Guía para buscar fincas o terrenos en venta – 1ª entrega: Vivir en el campo.

Si estás pensando seriamente en irte a vivir en el campo,  dar el paso de comprarte una finca rústica o una casa de pueblo, motivado por infinidad de razones personales que aquí no vamos a entrar a valorar, te recomendamos que te leas esta serie de artículos en los cuales iremos desgranando como son los primeros pasos para ejecutar de la mejor forma esta importante decisión. No pretendo desde aquí animar o desanimar a dar este paso, pero sí que voy a daros una información muy válida para intentar ayudar a que toméis la mejor decisión para vuestros intereses.

Un poco de historia

Como todos sabéis, a lo largo del siglo XX se ha ido produciendo un movimiento migratorio interno del campo a la ciudad, en busca de nuevas oportunidades laborales, que en España tuvo su punto álgido en los años 60 con el famoso éxodo rural. A partir de esos años se sigue dando migración del campo a la ciudad pero en menor medida. De hecho, en los últimos años se ha observado el llamado fenómeno de la “neo ruralización“, tanto en Estados Unidos como en Europa, con mucha gente que vuelve a vivir en el campo. Si quieres más información de este movimiento recomendamos el siguiente artículo que es muy ilustrativo al respecto:  “El Fenómeno Neorural”. Publicado por el Ministerio de Agricultura.

Al mismo tiempo que se despoblaba el campo también se va notando un paulatino envejecimiento de la población agraria. Todo esto ha llevado incluso a la desaparición de numerosos pueblos y aldeas. Ante esta situación, y debido a la importancia del sector agrario a nivel nacional, hay un manifiesto interés por parte de las autoridades en fomentar y recuperar los niveles de desarrollo rural.

Si quieres ver con detalle en qué consiste concretamente el apoyo gubernamental del MAGRAMA, pincha en el siguiente enlace: “Desarrollo sostenible del medio rural”

En este documento aparte de informar de las actuaciones previstas por el Ministerio, también incluye un completo análisis y diagnóstico del Mundo Rural.

 
Vida Rural y Costumbres

Algunas personas creen que la vida rural ya es parte de nuestra historia, que el campo queda para poco mas que pasar un fin de semana en una casa rural o un pobre agricultor o ganadero que trabaja 18 horas diarias, 7 días a la semana, 365 días al año, y todo para ser menos que mileurista.

Pero la realidad es muy distinta, de hecho con la notoria mejora de las comunicaciones, tanto físicas con las redes de carreteras y transportes, como sobretodo virtuales con la llegada de internet que ha sido una auténtica revolución en el mundo rural las diferencias entre vivir en el campo y la vida urbana han disminuido drásticamente y a toda velocidad (nunca mejor dicho).

 
Preferencias Residenciales

En el aspecto positivo, por norma general se supone que la gran ciudad ofrece los mejores trabajos, mayores sueldos, contacto con más gente, oferta cultural y recreacional superior, mientras que la vida rural ofrece un menor coste de vida, aire más limpio y puro, mayor seguridad, los niños más contentos, etc..

Como dato revelador, en los numerosos estudios y encuestas realizados sobre las preferencias de la vida urbana o la vida rural, el ganador en todos ellos ha sido la vida rural….. con el matiz de estar cerca de un gran núcleo urbano. Es decir, la mayor parte de la gente prefiere la vida tranquila del campo, pero a tiro de piedra y sin renunciar a todo lo que encontramos en la gran ciudad, fundamentalmente trabajo y ocio.

 
Privacidad

Los urbanitas tienden a protegerse o aislarse de visitas inesperadas o extraños en su vida cotidiana. La relación incluso con sus vecinos de puertas se suele limitar a un hola y adiós en el rellano o en el ascensor. Poco o nada se sabe de la vida del vecino. En este sentido, la privacidad es máxima.

En los pueblos por el contrario, dado que el contacto con otra gente es menor, se tiende en mayor medida a la socialización, de hecho el contacto con la gente es tan escaso que en la mayor parte de las veces se busca, especialmente con gente extraña. Quien no ha notado el trato que nos dan cuando vamos a un pueblo por primera vez; los lugareños tomando el fresco en la calle por las tardes con sus sillas en la puerta. Eso sí, el conocimiento de los vecinos es máximo, para lo bueno y lo malo.

 

Comunidad

En los pueblos, todo es un poco de “todos”, y dado que suele haber escasez de recursos humanos y materiales, se suele recurrir mucho a la colaboración vecinal para muchas tareas, desde los puestos políticos que suelen ser voluntarios y no remunerados, organizar eventos, construir edificios públicos, etc.. En este sentido, la colaboración ciudadana es muy alta, te van a exigir que te impliques en la comunidad.

 

Propietarios ausentes o a tiempo parcial

Muchas personas que deciden irse a vivir en el campo, tienden a probar primero y adquieren una propiedad pero en principio como segunda residencia, ya sea para ir en fin de semana o en vacaciones. Si bien esto no es una mala idea antes de tomar el paso definitivo, si que suele ser un motivo de discordia. Cuando esta situación se da sobremanera en un determinado pueblo, al final lo que se está creando son dos comunidades distintas, los del pueblo que soportan el duro invierno y normalmente con unos niveles de renta inferiores, y los “veraneantes” que suelen formar colonias independientes que nunca se llegan a integrar plenamente en la vida rural.

En resumen, he tratado de enumerar las principales características que diferencian la vida rural de la urbanita para que podáis reflexionar sobre ellos y ojalá toméis la decisión de irse a vivir al campo que ya veréis que es mucho más fácil de lo que parece. En el próximo artículo ya entro en materia con los primeros pasos a dar.

 

Jaime Picón García de Leániz

jpg@viavaloraciones.es

linkedin

 

Si quieres saber el precio actual de mercado de cualquier finca rústica o terreno en venta, visita Tasación_online.es >>. Tendrás en pocos minutos y sin esfuerzo el más completo informe de valoración real. No esperes más.

Si te ha gustado el artículo por favor compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone